Preguntas de estudio en Armonía de los Evangelios - Parte Tres
©2001 by Arlo E. Moehlenpah

Los siguientes números corresponden a los números de secciones en La Armonía de los Evangelios;  por A. T. Robertson, Harper & Row, Publicadores,Nueva York, 1950 y El Cristo de los Evangelios; por J. W. Shepard, Wm. B. Erdmans Compañía de Publicaciones, Grand Rapids, MI, 1968. Favor de clic al número de la sección para obtener las preguntas del estudio de la sección.  

PARTE -  UNO    DOS   TRES   CUATRO   CINCO    SEIS   SEITE   OCHO   NUEVE   DIEZ   ONCE   DOCE   TRES

Para leer o escuchar la porción biblica en la computadora presíone en donde dice "here."  Cuando aparezca el cuadro que diga, "search by passage" escriba allí el nombre del libro de la biblia y el capítulo.  Por  ejemplo: (Lu 2).  Despues presíone en donde dice, "go". En la página que salga seleccione Español y la versíon que desee usar.  Por ultimo, despues de leer o escuchar (LBLA) el pasaje biblico favor de contestar las preguntas del estudio.

 

PARTE TRES: COMIENZO DEL MINISTERIO DE JESUCRISTO

 

  1.  Bautizo de Jesús  – Mt 3:13-17 Mr 1:9-11 Lu 3:21,22

  2.  Tentaciones de Jesús - Mt 4:1-11 Mr 1:12,13 Lu 4:1-13

  3.  Juan se identificó como La Voz del Desierto - Jn 1:19-28

  4.  Juan identificó a Jesús como el Mesías – Jn 1:29-34

  5.  Jesús llamó a sus primeros discípulos - Jn 1:35-51

  6.  Jesús realizó su primer milagro Jn 2:1-11

  7.  Primera residencia de Jesús en Capernaum - Jn 2:12

  8.  Jesús Limpió el Templo  - Jn 2:13-25

  9.  Jesús habló con Nicodemo - Jn 3:1-21

  10.  Segundo Testimonio de Juan Jn 3:22-36

  11.  Razones por la cual se fue de Judea - Mt 4:12 Mr 1:14 Lu 3:19,20 Jn 4:1-4

  12.  En el pozo de Jacob, y en Sicar - Jn 4:5-42

  13.  Llegada a Galilea - Jn 4:43-45

 

Volver arriba

   

PARTE TRES: COMIENZO DEL MINISERIO DE JESUCRISTO


24.    Bautizo de Jesús
– Mt 3:13-17 Mr 1:9-11 Lu 3:21,22
Enero10 - Bautizo de Jesús – Mt 3:13-17 Mr 1:9-11 Lu 3:21,22

Mt 3:13  Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.

    14 Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?

    15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.

    16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

    17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Mr 1:9 Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.

    10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él.

    11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

Lk 3:21  Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió,

    22 y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

 23 Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí,

24.1   ¿Por qué fue Jesús bautizado? (Mt 3:15)
24.2   Compara los eventos alrededor del bautizo de Jesús con nuestra vida
. (Mt 3:16-17)

24.3    Enseña como la voz declara que Dios era Cristo. (Mt 3:17)
24.4   ¿Qué edad tenia Jesús cuando empezó su ministerio?
(Lu 3:23)

Volver arriba

25.   Tentaciones de Jesús - Mt 4:1-11 Mr 1:12,13 Lu 4:1-13
Enero10 cont'd - Tentaciones de Jesús - Mt 4:1-11 Mr 1:12,13 Lu 4:1-13

Mt 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

    2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

    3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

    4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

    5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

    6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:
    A sus ángeles mandará acerca de ti, m y,
    En sus manos te sostendrán,
    Para que no tropieces con tu pie en piedra. m

    7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

    8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

    9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

    10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

    11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.


Mr 1:12 Y luego el Espíritu le impulsó al desierto.

    13 Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

Lk 4:1 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto

    2 por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre.

    3 Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.

    4 Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

    5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

    6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.

    7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.

    8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

    9 Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo;

    10 porque escrito está:
    A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; m

    11 y,
    En las manos te sostendrán,
    Para que no tropieces con tu pie en piedra. m

    12 Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios.

    13 Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.

        25.1  ¿Por qué tentaciones proceden  cuando hay experiencias de "voces del cielo "?
        25.2  Enseña como Jesús tuvo tentaciones igual como nosotros. 
(Mt 4:3,6,9) (Compara Heb. 4:15 con I Juan 2:15-17)
        25.3  ¿Qué arma uso Jesús para resistir tentación?
(Mt 4:7,9)

Volver arriba

26.  Juan se identificó como La Voz del Desierto - Jn 1:19-28
Enero11 - Juan se identificó como La Voz del Desierto - Jn 1:19-28

Jn 1:19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?

    20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.

    21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.

    22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?

    23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.

    24 Y los que habían sido enviados eran de los fariseos.

    25 Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?

    26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.

    27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.

    28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

26.1    ¿Cuales dos personas Juan se negó ser? (20-21)
26.2    ¿Qué dijo Juan de él mismo?
(23)

Volver arriba

 

27.  Juan identificó a Jesús como el Mesías – Jn 1:29-34
Enero11 cont'd - Juan identificó a Jesús como el Mesías – Jn 1:29-34

Jn 1:29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

    30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

    31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.

    32 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.

    33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.

    34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

27.1     ¿Qué significa la palabra contemplar? (29)
27.2     ¿Qué seña se le dio a Juan para reconocer quien iba a bautizar con el Espíritu Santo?
(33) 

Volver arriba

28.   Jesús llamó a sus primeros discípulos - Jn 1:35-51
Enero11 cont'd - Jesús llamó a sus primeros discípulos - Jn 1:35-51

Jn 1:35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos.

    36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

    37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.

    38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?

    39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

    40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús.

    41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).

    42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).

 43 El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme.

    44 Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

    45 Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

    46 Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.

    47 Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.

    48 Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.

    49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

    50 Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.

    51 Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

28.1     ¿ Andrés trajo a quien a Jesús? (40-42)
28.2     ¿De qué testifico Felipe a Natanael?
(45)
28.3     ¿Qué causo que Natanael creyera?
(48-50)
28.4     ¿De donde ascendieran y descendieran los ángeles?
(51) (También mira Gen. 28:12)

Volver arriba

29.   Jesús realizó su primer milagro Jn 2:1-11
Enero12 - Jesús realizó su primer milagro Jn 2:1-11

Jn 2:1 Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.

    2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.

    3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

    4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.

    5 Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

    6 Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.

    7 Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.

    8 Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.

    9 Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo,

    10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.

    11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.    

29.1    ¿En donde hizo Jesús su primer milagro? (11)
29.2    ¿Qué hicieron los sirvientes que mostraron su obediencia y fe?
(7)
29.3    ¿Qué significado es guardar el buen vino para el final?

30.    Primera residencia de Jesús en Capernaum - Jn 2:12
Enero12 cont'd - Primera residencia de Jesús en Capernaum - Jn 2:12
Jn 2:12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.

Volver arriba

31.  Jesús Limpió el Templo - Jn 2:13-25

Enero 12 cont'd - Jesús Limpió el Templo - Jn 2:13-22

Jn 2:13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,

    14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.

    15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;

    16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

    17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

    18 Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?

    19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

    20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?

    21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo.

    22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.

31.1   ¿Cual es la actitud e Jesús hacia el pecado? (14-16)
31.2   ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo, "destruid este templo y en tres días lo levantáis"?
(21)
31.3   ¿Qué significado tiene este incidente con las enseñanzas de Pablo? (I. Cor. 3:16
-17; 6:18-20)

Volver arriba

32.  Jesús habló con Nicodemo - Jn 2:23 - 3:1-21
Enero 13 - Jesús habló con Nicodemo - Jn 2:23 - 3:1-21

Jn 2:23  Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía.

    24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos,

    25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

 3:1  Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.

    2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

    3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

    4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

    5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

    6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

    7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

    8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

    9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

    10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

    11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.

    12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

    13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

    14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,

    15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

    17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

    18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

    19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

    20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.

    21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

32.1   ¿Cómo se refirió Nicodemo a Jesús? (2)   
32.2   ¿Qué debe pasar antes que hombre pueda mirar el reino de Dios?
(3)
32.3   ¿De qué consiste la nueva vida?
(5)
32.4   ¿Qué se refiere Jesús cuando dijo, "así es todo aquel que es nacido del Espíritu "?
(8)
32.5   ¿Qué en el Antiguo Testamento el tipo sacrificio como Jesús?
(14)
32.6   Discute la frase "amó".
(16)
32.7   ¿Por qué muchos son juzgados (condenados)?
(19) 

Volver arriba

33.  Segundo Testimonio de Juan Jn 3:22-36
Enero 13 cont'd - Segundo Testimonio de Juan Jn 3:22-36

Jn 3:22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba.

    23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados.

    24 Porque Juan no había sido aún encarcelado.

    25 Entonces hubo discusión entre los discípulos de Juan y los judíos acerca de la purificación.

    26 Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él.

    27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.

    28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él.

    29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido.

    30 Es necesario que él crezca, pero que yo meng:ue.

     31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos.

    32 Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio.

    33 El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz.

    34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

    35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.

    36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

33.1   ¿Cuál titulo Juan el Bautista uso para él en esta sección? (29)
33.2   Discute "Él crezca, pero que yo mengüe ".
(30)

Volver arriba

34.  Razones por la cual se fue de Judea - Mt 4:12 Mr 1:14 Lu 3:19-20 Jn 4:1-4
Enero 14 - Razones por la cual se fue de Judea - Mt 4:12 Mr 1:14 Lu 3:19-20 Jn 4:1-4

Mt 4:12 Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea;

Mr 1:14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,

Lu 3:19 Entonces Herodes el tetrarca, siendo reprendido por Juan a causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano, y de todas las maldades que Herodes había hecho,

    20 sobre todas ellas, añadió además esta: encerró a Juan en la cárcel.


 

Jn 4:1  Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan

    2 (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),

    3 salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea.

    4 Y le era necesario pasar por Samaria.

            34.1   ¿Jesucristo bautizó gente personalmente en agua? (Jn 4:2)

            Volver arriba

35.  En el pozo de Jacob, y en Sicar - Jn 4:5-42
Enero14 cont'd - En el pozo de Jacob, y en Sicar - Jn 4:5-42

Jn 4:5 Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José.

    6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.

    7 Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber.

    8 Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer.

    9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.

    10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

    11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?

    12 ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?

    13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

    14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

    15 La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.

    16 Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá.

    17 Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;

    18 porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.

    19 Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.

    20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.

    21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.

    22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

    23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

    24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

    25 Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas.

    26 Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.

    27 En esto vinieron sus discípulos, y se maravillaron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella?

    28 Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres:

    29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo?

    30 Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él.

    31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come.

    32 El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.

    33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer?

    34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

    35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.

    36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.

    37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega.

    38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores.

    39 Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho.

    40 Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días.

    41 Y creyeron muchos más por la palabra de él,

    42 y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.

35.1   ¿Cómo Jesús empezó la conversación con la mujer Samaritana? (7)
35.2   ¿Por qué los judíos no hacían negocio con los Samaritanos?
(9)
35.3   ¿Qué comprueba que Jesús no creía la locación importante para la alabanza?
(21)
35.4   ¿Cómo debe la gente alabar?
(24)
35.5   ¿Qué paso para que la mujer samaritana creyera?
(29)
35.6   ¿Cómo enseño Jesús sus prioridades?
(31-38)
35.7   ¿Qué paso para que los samaritanos creyeran?
(39-42)

Volver arriba

36.  Llegada a Galilea - Jn 4:43-45
Enero 14 cont'd - Llegada a Galilea - Jn 4:43-45

Jn 5:43 Dos días después, salió de allí y fue a Galilea.

    44 Porque Jesús mismo dio testimonio de que el profeta no tiene honra en su propia tierra.

    45 Cuando vino a Galilea, los galileos le recibieron, habiendo visto todas las cosas que había hecho en Jerusalén, en la fiesta; porque también ellos habían ido a la fiesta.


36.1   Discute "el profeta no tiene honra en su propia tierra ".
(44)

         Volver arriba     Lecture de Continue           Horario de la Lecture del  NT         Guía de Estudio

PARTE -  UNO   DOS   TRES   CUATRO   CINCO    SEIS    SEITE     OCHO   NUEVE   DIEZ   ONCE   DOCE   TRES


About Us | Articles | Bible Courses | Bible Quizzes | Creation vs. Evolution | Email | Personal Finance | Teacher Training

Copyright © 2000-2016 Arlo & Jane Moehlenpah • Doing Good Ministries